Berlín

Es una ciudad con una amplísima oferta de atracciones turísticas, museos y eventos. La capital alemana te sorprenderá por su diversidad, sus contrastes, su innovación, su riqueza histórica y, sobre todo, su ARTE. Aquí tienes unos pequeños “tags” de la oferta cultural más alternativa:

East Side Gallery

A lo largo de más de 1km del Muro de Berlín, encontramos el tramo de la East Side Gallery, la mayor galería al aire libre del mundo declarada patrimonio artístico. Sus muros pintados por artistas de todo el mundo, demuestran sus diferentes visiones sobre el conflicto de la Guerra Mundial. Los visitantes suelen imitar el famoso graffiti del beso entre Leonid Brezhnev y Honecker en muestra de su particular deseo de paz.

Mauerpark

Lejos de los cuidados mercados de Londres, Madrid o Barcelona, este es un mercadillo donde te pueden vender cualquier cosa. Hay muebles, libros, antigüedades, bicicletas, ropa de segunda mano y miles de objetos de decoración de lo más kitsch. Si tenéis hambre o no sabéis como combatir el frío, pasad por las paradas ambulantes de comida casera, que ofrecen tes y comida bio-vegetariana a muy buen precio.

Kreuzberg

En el sur de Berlin se encuentra el barrio de Kreuzberg, donde podréis encontrar uno de los mayores atractivos turísticos: los graffittis. Hay fachadas de bloques enteros decorados por artistas que en su interior albergan galerías, talleres e incluso bares con música en directo. El más conocido es Tacheles, un edificio que fue ocupado por jóvenes artistas tras la caída del muro, en 1990. Es una mezcla de casa okupa y casa de arte en la que puedes encontrar todo tipo de formas de diversión y arte.

Playas urbanas

Los berlineses son amantes de convertir su río en artificiales “playas” urbanas donde se cuecen actividades tanto diurnas como nocturnas (de hecho, es donde se encuentran los mejores clubs y discotecas como el conocido Bar 25 o Kiki Blofeld). En el complejo Yaam, por ejemplo, puedes participar en competiciones deportivas, encontrarte con un espontáneo concierto, patinar libremente en un skatepark o disfrutar de este impresionante entorno tumbado en una hamaca escuchando música reggae.

La Isla de los Museos

También hay sitio para los clásicos. En la “Isla de los Museos” podéis encontrar museos de todo tipo. El más impactante es el Museo de Pérgamo, que se construyó a partir de las piezas de arte que se habían ido trayendo de otros países, es decir, que se estructura es ya una obra de arte en sí que está compuesta por piezas históricas. A parte de las obras del período helenístico también se pueden contemplar auténticas joyas del Islam, de Roma e incluso de Grecia.

Inés Ortega

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*