Cuesta arriba

Cuesta arriba. Así se convierten las cosas. Sobre todo después de estar haciendo siempre lo correcto. Actúas como toca, caminas como hace falta, te diriges hacia tu meta tal y como hay que hacerlo. En cuanto te desvías un poco, todo vuelves atrás. EL trabajo de un mes o de una semana puede retroceder hasta el inicio por un sencillo desvió. Por ejemplo, estás haciendo dieta. Llevas una semana perfecta. El fin de semana, un par de cenas geniales y fantásticas con los amigos, y a tomar viento los logros de toda la semana. Esto solo te demuestra la dificultad del camino. Si estás decidido, si estás convencido, nada podrá pararte. Otra cosa es que ya te sientas bien como estás y decidas perder la perspectiva de tu objetivo. Entonces el retroceso es inmediato. De repente, todo es cuesta arriba. Hasta ahora era algo difícil. Algo complicado, tan solo cuestión de voluntad. Pero como ya te sientes más o menos satisfecho, bajas la guardia y el retroceso es increíble. ¿Es eso malo? Depende. Simplemente te demuestra que si bajas la guardia, ya sea de forma consciente o inconsciente, retrocedes. No es que no avances, es que retrocedes. Por eso cuando nos marcamos un camino tenemos que seguirlo hasta el final, a no ser que nos sintamos conformes con el tramo ya recorrido. Claro que las cosas son complicadas, claro que nos requieren un esfuerzo constante, pero hemos de tener en cuenta que si aquello que queremos, lo queremos realmente, el esfuerzo merece la pena. Seguro que haber avanzado en tu objetivo te ha hecho sentirte mejor, te ha hecho sentirte ganador. Seguramente esa sensación de confianza es la misma que te ha permitido relajarte. No pasa nada. Tal vez ahora parece cuesta arriba, pero no es nada comparado con el camino ya hecho. Recarga energía, no te confíes y sigue adelante. Es casi habitual cuando estás cerca del final, cerca de la meta el relajarse. Esta cuesta arriba solo sirve para recordarte que no puedes relajarte hasta que llegues a la meta. Es en ese momento cuando toca disfrutar el premio y no antes.