Jordi Ruiz – La nueva sensación en hipnotismo

Jordi Ruiz nos quiere conquistar con su nuevo proyecto “Hipnoadictos por el mundo”

 

Jordi Ruiz, sabemos que eres ilusionista, mago. La faceta que hoy nos interesa de ti es el hipnotismo. ¿Qué es lo que te atrajo a este mundo tan lleno de misterio?

Pues lo que me atrajo es el no creer en la hipnosis. Tuve la suerte o la oportunidad de ser hipnotizado, y ahí fue donde caí y me di cuenta de que todo eso era real. Y si es real y a mí me ha pasado, yo quiero más, quiero aprender, y eso fue lo que me hizo ser hipnotista.

 

La pregunta del millón: ¿Cómo y dónde aprende uno hipnotismo?

Eso es bastante difícil. No hay sitios, academias y demás donde aprender hipnosis. Tuve la suerte de conocer a un hipnotista famoso, fui de los pocos seleccionados para hacer ese curso de hipnosis y me enseñó todo lo que él sabía. Lamentablemente fui de los pocos seleccionados, y encima el último. No hay más cursos por ahí a no ser que aparezca alguien que venga a enseñar lo que él sabe. Es muy difícil de encontrar.


La hipnosis es algo en lo que antes nadie creía. Ahora resulta que lo utilizan los médicos para realizar terapias. Tengo entendido que incluso algún médico te ha llegado a pedir consejo.

Sí, es así. Hay que separar un poco la hipnoterapia y la hipnosis teatral. La hipnoterapia la tienen que impartir psicólogos con conocimientos específicos. Pero qué ocurre, que la hipnoterapia es una cosa muy lenta, es una inducción que te puede durar una hora, dos horas, tres horas… Sin embargo, la inducción en un espectáculo de hipnosis es de 20 segundos o un minuto, y a los psicólogos les fascina que sea tan rápido. Y me han pedido consejo en cómo hacer una inducción tan rápida. Pero hay que tener claro que hay que separar. Yo no soy hipnoterapeuta, yo hago hipnosis teatral.


Alejémonos por un momento del tema médico y acerquémonos al espectáculo. Estas actualmente preparando una gira, “Hipnoadictos por el mundo”. ¿De dónde sale este nombre?

Resulta que toda la gente que sube al escenario a ser hipnotizados disfrutan muchísimo, se lo pasan muy bien, y es más, quieren volver a ser hipnotizados, y por eso sale la palabra hipnoadictos. Creo que la mejor manera de mostrarlo era llamar a mi espectáculo Hipnoadictos por el mundo, que es donde se juntaba todo.


¿Puedes desvelarnos algo de la gira o del espectáculo?

De la gira todavía no os puedo decir nada, estamos cerrando contratos, del espectáculo, sí, es completamente diferente a lo que se ha visto en un espectáculo de hipnosis.

 

Bueno, si no puedes desvelarnos sobre la gira, al menos sí podrás decirnos cómo pueden contactar contigo si alguien quiere verte en su población.

Sí, recientemente he creado un canal de YouTube (Hipnoadictos por el mundo). También se puede contactar por Facebook o mediante el correo hipnoadictosporelmundo@gmail.com. Es la manera más directa de contactar conmigo y con mi mánager, que os facilitará toda la información necesaria.


No hemos visto muchos espectáculos de hipnosis, pero los pocos que hemos visto son siempre similares. ¿En qué se diferencia el tuyo?

Yo, aparte de hipnotista, también soy mago. Pensé en un espectáculo de hipnosis y magia en el que los hipnotizados interactúan en los juegos de magia, y la gente que no quiere ser hipnotizada puede jugar conmigo en el escenario con los juegos de magia.


¿Qué proyectos estas preparando?

Hay muchas cosas que estoy preparando, pero por ahora quiero centrarme en Hipnoadictos por el mundo y poco a poco iré haciendo más cosas.


Como magacín de ocio que somos, no podemos dejar de preguntarte: ¿Qué haces para divertirte?

Muy sencillo: hipnosis. Con la hipnosis disfruto, con la hipnosis me divierto y con la hipnosis quiero seguir divirtiéndome.


Jordi Ruiz, un placer conocerte un poco más. Como es costumbre para nosotros, te dejamos las últimas líneas para que lances un mensaje a tus seguidores y a los lectores de nuestra revista GLOBAL CLUB.

Yo os diría que si venís a verme, subáis al escenario para ser hipnotizados, porque vais a disfrutar y todo aquel que no suba se va a arrepentir de no haberlo hecho. Eso siempre me pasa. De hecho, a veces que acabo un espectáculo y vienen a verme para que los hipnotice. Venid y subid.