¿VAS MAQUILLADA?

-Labios nude

Los labios nude se llevan la palma y, para las mejillas, la misma tonalidad: se consigue un exquisito resultado.

-Luminosidad

La luminosidad hace acto de presencia en la parte alta de los pómulos en el desfile de Carmen Marc Valvo, uno de los acabados más bonitos. Un producto con el que se puede conseguir este efecto es el iluminador Mary Lou Manizer The Balm.

Buscar lo real, lo genuino y cercano sin filtros como respuesta a la excesiva perfección que muestran las redes sociales. El maquillaje se convierte en una herramienta para embellecer y potenciar la individualidad, no para corregir. Pero… ¿cómo conseguir ese frescor que nos embellece pero que no se nota? Te ayudamos con tres tendencias que te pueden ser útiles para conseguir la impresión de la temporada: El ¡¡¡¡¡NO MAKEUP!!!!!

– (“Wet”) Tendencia efecto mojado: con  texturas jugosas, gloss, elásticas y cambiantes. El maquillaje se convierte en una obsesión por trabajar la luz para que parezca que emana del interior, por lograr un brillo real. Los aceites mezclados con la base de maquillaje se convirtieron en los reyes del backstage en todos los desfiles para conseguir una piel mullida, sana. En los labios, párpados y pómulos se aplica la textura gloss, que se combina con polvos en la zona T para potenciar el efecto tridimensional.

Blugirl e Yde combinan el acabado húmedo con los tonos cálidos en colores tierra sincronizados con la naturaleza. Y mojado sobre negro en Altuzarra y Baja East. En Gareth Pugh, el negro salta de los párpados a los labios con un acabado desdibujado y corrido, mezclándose con la primera de las tendencias

– Tendencia Real: maquilla el rostro con elementos que humanizan. La textura y los colores hacen los looks más creíbles, relajados y sinceros. Esta tendencia muestra un maquillaje desgastado, como el del día después de una noche de fiesta. Se huye del acabado mate: el maquillaje respira, cobra vida, la piel se ve luminosa, mullida y jugosa.

Los labios también admiten este efecto. En la propuesta de Andreas Kronthaler para Vivienne Westwood se maquillan los labios con un efecto boca mordida o más bien besada.

(Warm) Tendencia: Cálida luz: utiliza una paleta monocromática caliente, acogedora, sacada de la naturaleza. Colores que evocan el sol, la playa, el bronceado, los atardeceres… La aplicación es transparente, mojada, como una veladura de color. Algunos diseñadores apuestan por los tonos rosas, melocotones o albaricoques que refrescan el rostro y que lo maquillan en looks monocromáticos en ojos y labios.