Atrévete a Soñar

Una frase que me encanta de George Lucas es: “Nada se hace sin que antes se imagine”. Por tanto Atrévete a soñar. Ya sea dormido o despierto, de forma consciente o inconsciente. Sueña. Voy a darte una idea e imagínatela. Piensa que has jugado a la lotería y que te ha tocado. Te han tocado un millón de euros Cierra los ojos por unos minutos e imagina que así ha sido. Seguro que te has sentido alegre. Has pensado después en algún viaje o cambio laboral. Y si quieres sin necesidad de imaginar que te ha tocado la lotería ¿qué te gustaría hacer? Visualizar lo que te gustaría, imaginártelo, es un primer paso. Durante el día solemos tener pequeños espacios de tiempo que aprovechamos para entretenernos o dejamos escapar simplemente sin hacer nada útil. Plantéate dedicar unas horas a la semana a buscar formas y maneras de conseguir aquello que quieres. Al igual que si fueras a una academia hacer algún curso dedicarías unas horas fijas a la semana. La diferencia es que esta vez persigues un sueño. Otra frase que me encantada y muy conocida por todos es: “La felicidad no es un punto de llegada, sino una forma de caminar” me gustaría añadir “y la actitud que tengas” Dicho esto. ¿Qué puede haber mejor que caminar en dirección a tus sueños? Si llegas a alcanzarlo te sentirás sumamente contento y si no llegaras a realizarlo te sentirás feliz por haberlo intentado.  Es importante no obsesionarse con las cosas, simplemente ir realizando pasos hacia nuestra meta siempre que sea posible pero sin obcecarnos. Habitualmente todos soñamos sobre todo cuando somos jóvenes. Parece que la sociedad castiga a los soñadores que persiguen sus metas. Escuchar a alguien que nos dice que no podremos, o que estamos locos siquiera por imaginarlo, debería servirnos solo si tiene alguna información útil para nosotros. Si lo que nos cuenta nos habla de posibles obstáculos o dificultades que desconocemos nos servirá para saber más sobre nuestro camino. Si no nos cuenta nada útil en tus manos esta seguir soñando o no.