Conspiración por Juan Juncosa

No siempre la palabra conspiración tiene que referirse a algo malo. Paulo Coelho decía: “Cuando se quiere algo, el universo conspira a favor” (El alquimista). Esta frase sacada precisamente de este libro me ha llamado

No siempre la palabra conspiración tiene que referirse a algo malo. Paulo Coelho decía: “Cuando se quiere algo, el universo conspira a favor” (El alquimista). Esta frase sacada precisamente de este libro me ha llamado siempre poderosamente la atención. Más de una vez he hablado de ella en diferentes artículos. No sabría explicar exactamente qué es… Sin duda la actitud es algo muy importante, y el conocimiento también, y no sé exactamente cómo llamarlo, si fe o visualización. Hay momentos en la vida que te sientes conectado con tu proyecto de una forma especial. No como un trabajo, no como una meta, es difícil de explicar. Cuando quieres realmente algo por difícil que parezca y no trabajas por conseguirlo, sino que formas parte del proyecto, por lo tanto, más que trabajar avanzas con él. Quizás hoy mis palabras puedan parecer algo “metafísicas”. Entonces, en esos momentos es cuando parece que “el universo conspira a tu favor” Si llegáis a sentiros así, no os preocupéis por nada, seguid avanzando con el fluir de las situaciones. La magia en estos casos tal vez existe. Sientes una especie de comunión con los acontecimientos, una sensación maravillosa en la que incluso los obstáculos que aparecen te favorecen. ¿Será un acierto casual por parte de “Paulo” esta frase? ¿O tal vez vivió esa situación escribiendo el propio libro? Más que la respuesta, importa que puedas llegar a sentirte así alguna vez y que después no lo olvides. Porque si ya lo has experimentado, es un punto álgido que no necesitas usar, simplemente te lleva hacia donde quieres sin más. Si no has tenido aún la suerte de vivirlo, voy a darte algunas pautas difíciles deseguir, y no quiere decir que lo consigas, pero por lo menos tendrás unas pautas. Digo que son difíciles porque, aunque parezcan obvias o fáciles, no lo son tanto. Estar en calma es una de las principales. Una calma que te permite sentirte centrado y en la cual ninguna noticia, sea buena o mala, te desestabiliza. No te arrastra hacia ningún lugar. La actitud, por supuesto, pero no en positivo, ni en negativo ni en neutro, sino la actitud de hacer el camino, de andar, de recorrer una senda de la que formas parte. La salud puedes tenerla o no, pero no tiene que perjudicar a tus pensamientos. No puede forzar tus acciones. La felicidad es parte de ti al transitar este propósito, sin eufonía, sino interior, plena. En fin, os deseo que podáis lograr tanto el deseo como el estado del que os hablo, y sobre todo que el universo conspire con vosotros.

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.