Thermomix: para no aburrirte nunca

Si tienes Thermomix, prepárate para que tu robot de cocina eche humo (nunca mejor dicho) esta primavera. Si lo tuyo no es cocinar, déjate seducir por este fantástico robot de cocina. Los platos más variados y sofisticados serán tuyos sin apenas esfuerzo y sin ensuciar la cocina. Os dejamos dos recetas para ir abriendo boca.

Vichysoisse de calabacín

Con la llegada del buen tiempo las cremas frías son un regalo en casa, algo fresco y que no sea pesado. La vichyssoise clásica, la de puerros, está muy bien, pero con calabacines también es muy buena alternativa y una opción muy nutritiva.

Ingredientes

para 4 personas

  • 300 gr de calabacín blanco cortado en rodajas
  • 50 gr de aceite de oliva
  • 50 gr de mantequilla
  • 700 ml de agua
  • 250 gr de patata en trozos,
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pellizco de pimienta blanca
  • 1 pellizco de nuez moscada
  • 200 gr de leche semidesnatada

Elaboración

Echamos los calabacines, lavados y cortados en rodajas en el vaso y programamos 4 segundos a velocidad 5 para triturarlos. Bajamos, con la espátula los restos que hayan quedado en las paredes y en la tapa del vaso. A continuación, añadimos el aceite y la mantequilla y programamos 12 minutos, temperatura varoma y velocidad 1. Pasado este tiempo, agregamos 200 gr de agua y programamos 1 minuto, velocidad progresiva 5-7-10 y así conseguir que los calabacines, ya cocinados, queden totalmente triturados. Después, incorporamos la patata troceada, la sal, la pimienta y el agua que resta. Programamos 20 minutos, temperatura 100º y velocidad 1. Esperamos unos minutos a que baje un poco la temperatura, hasta que llegue a 80º, y programamos 1 minuto, velocidad 7. Añadimos un pelín de nuez moscada y la leche y programamos 8 minutos, temperatura 90º y velocidad 3.

Nuggets caseros

En esta ocasión, los pequeños (y no tan pequeños) de la casa están de enorabuena. La Thermomix no ofrece la oportunidad de hacer nuggets caseros como si fuesen traídos del mejor fast food de la ciudad. ¡Y sin salir de casa!

Ingredientes

Para 18 unidades

  • Pechuga de pollo sin piel y troceada200 g
  • Sal (media cucharadita)2 g
  • Ajo granulado (media cucharadita)2 g
  • Pan de molde rebanadas sin corteza2
  • Queso crema60 g
  • Leche60 g
  • Huevos1
  • Agua50 g
  • Pan rallado para rebozar
  • Aceite de oliva para freír

Elaboración

  • Manipulación 10 m
  • Cocción 10 m

 

Comenzaremos picando la pechuga de pollo en dados de dos centímetros aproximadamente. Añadimos en el vaso la carne, la sal y el ajo granulado o, en su defecto, un diente de ajo fresco y programamos 5 segundos/ velocidad 7.

Añadimos el pan de molde cortado en trozos, el queso, la leche y mezclamos durante 10 segundos a velocidad 7. Sacamos la masa del vaso y vamos haciendo bolitas pequeñas como una nuez, las aplastamos ligeramente para hacer los nuggets y reservamos en una fuente.

En un plato hondo batimos el huevo con el agua, vamos pasando cada nuggets por el huevo y seguidamente por pan rallado. Calentamos en una sartén honda o en una freidora el aceite y freímos los nuggets a fuego medio hasta que estén dorados Los retiramos para un papel de cocina y los servimos calientes.

Fuente: Directo al Paladar